3 consejos para ayudar a los niños a organizar sus estudios

Actualizado: 9 de oct de 2019

Puede ser que a tus hijos, alumnos, sobrinos o nietos se le haga muy difícil estudiar porque no saben por dónde comenzar y pasan horas de horas dando vueltas, y por supuesto, después no alcanzan a terminar todas sus tareas y estudio. Por eso te dejo estos 3 consejos que de seguro les servirán para organizarse y estudiar mejor.


1. Full organización diaria


Durante la mañana el colegio les organiza todos sus horario de clases, pero en la tarde es el niño quien tiene que hacerlo. ¡Y este es un excelente método para organizar su tiempo!

En un post-it, papel o en una pequeña libreta, anotar todo lo que tiene que hacer en la tarde y poner hora de inicio y término.


Por ejemplo, hacer una tarea de matemática, estudiar ciencias y practicar flauta. Además, agregar un recreo de 10 minutos después de aproximadamente 1 hora de estudio.

Veamos con un ejemplo concreto.


Si llegó del colegio a la casa a las 4:30, su organización diaria quedaría así:


4:30 - 5:00 Tomar té

5:00 – 6:00 Matemática

6:00 – 6:10 Recreo

6:10 – 7:00 Ciencias

7:00 – 7:10 Recreo

7:10 – 7:30 Música


También anotar las horas al doctor, clases extraprogramáticas, etc., es decir, todo lo que tiene que realizar esa tarde. Cuando son chicos también pueden anotar la hora del baño, comida e ir a dormir.


Durante los recreos, salir de la pieza donde esté estudiando, tomar agua o jugo y comer algo liviano (fruta o barra de cereal).


Cuando termine una tarea debe ponerle un check. Y si por alguna razón no alcanzó a realizar alguna y puede postergarla, ponerle una cruz y al día siguiente debe comenzar por ésta.

Recomiendo siempre escribir todo con lápiz grafito, ya que por ejemplo, si no alcanza a terminar una tarea en el tiempo asignado, puede agregarle más minutos, después borrar y cambiar todos los horarios siguientes.





2. Calendario con todo en orden para el mes


En general, a los niños les entregan el listado de pruebas que tendrán en el mes o semestre escrito en un papel, lo escriben en sus agendas o se publican en el sitio web del colegio.

Sea cual sea la modalidad, te propongo que el niño tenga un calendario grande. Se puede comprar uno hecho (hay muchos lugares donde los venden listos, con hojas para todo el año, con y sin espiral). A mí personalmente me gustan con espiral y el espacio para escribir que sea blanco. Cuando el fondo de la hoja es de color, no se puede escribir con plumones de colores, ya que no se distinguen bien.


Y si tiene dotes artísticos, ¡genial! Lo puede confeccionar él mismos con hojas de block tamaño 99 y decorarlo a su gusto.


Este calendario lo ubica en la pared de su pieza o lugar de estudio. En él anota las pruebas, trabajos y actividades que tiene que hacer en el mes y así podrá visualizar todo mucho mejor, es decir, le permitirá ver todo lo que tiene para el mes completo, ver qué semanas tiene más despejadas y cuáles no, de manera de poder organizarse mejor para estudiar y repartir el estudio.


¿Y cómo usarlo?

¡Muy fácil y práctico le va a resultar!